Libertad de ser tu mismo

Ser nosotros mismos nos causa ser exiliados por muchos otros. Sin embargo, cumplir con lo que lo que otros quieren nos causa exiliarnos de nosotros mismos.” Clarissa Pinkola Estés – Mujeres que Corren con los Lobos.

Venimos al mundo con dones naturales y rasgos de la personalidad que pueden ser alentados o eliminados dependiendo de las expectativas de la familia en la que nacemos o de la sociedad en la cual crecemos y vivimos.

La presión social o familiar, los estereotipos culturales o sociales, los comentarios inapropiados cargados de juicios negativos, las envidias, etc.,  nos suelen llevar a situaciones internas y externas en la que dejamos de confiar en nuestros sentimientos, pensamientos o en nuestras capacidades para afrontar nuestros sueños.

Cada vida, cada historia de vida se me presenta como un viaje de un héroe. Una persona que tiene que sobrevivir a todas estas presiones, juicios y comentarios, y buscar la manera de ser uno mismo sin morir- metafóricamente hablando –  en el intento.

la-prision-emocional-psicoarte

Por otro lado, están los aprendizajes que las experiencias que vamos teniendo nos proporcionan, y nos invitan a crecer o no, en la medida en que vamos integrando nuestras experiencias.  Podemos elegir aprender y así aumentar nuestra autoestima y paz interior, o podemos elegir quedarnos en juicios de valor o resentimientos que nos atrapan en emociones negativas que nos lleven a estados de tristeza, enfado, desidia o depresión.

En este punto me encuentro muchas veces en consulta con personas que lo que les ocurre es que nunca han tenido la oportunidad de contactar realmente con ellas mismas, con lo que sienten. Se han pasado la vida actuando en función del reconocimiento externos, primero de los padres y el entorno familiar, más adelante, del reconocimiento y del afán de pertenencia a un determinado grupo de amigos y luego en su entorno laboral y social. No se atreven a ser ellos mismos. O aún peor no saben ser ellos mismos, pues un día se olvidaron de quienes eran, y prestaron más atención y validez a lo que el entorno les decía de cómo tenían que sentir, ser o actuar.  Presas del pánico por la situación de “y si hago esto no voy a ser aceptado ni querido” viven en una permanente parálisis emocional que no les permite ser auténticos ni construir la vida que quieren. Sino que viven a expensas de lo que creen que los demás esperan de ellos.

El cambio de paradigma se da en el momento que nos damos cuenta que las opiniones de los demás es solo eso. Sus opiniones. Opiniones respetables pero no son las tuyas. Puedes estar o no de acuerdo, pero para llegar a esta conclusión primero has debido sentir que te produce la situación que estas viviendo o que quieres vivir. Es interesante investigar internamente si aquello que vives, está en consonancia contigo, con tus valores, con la manera en la que quieres vivir tu vida.

La autoestima – el cómo nos queremos y apreciamos – es parte de la identidad personal y está profundamente marcada por la condición de género que determina en gran medida la vida individual y colectiva de hombres y mujeres, tanto de manera positiva como de forma nociva. Hay distintos factores que contribuyen a su construcción. Sin embargo hoy me gustaría sugerirte un espacio de soledad para que propicies su sano desarrollo.

arteterapia-6-psicoarte

La soledad es un estado imprescindible de conexión interior, de autoconocimiento mediante la evocación, el recuerdo, la reflexión, el análisis y la comprensión, y es, desde luego, un estado imprescindible para descansar de la tensión que produce la presencia de otros. La soledad es un estado necesario para experimentar la autonomía. No hablo de que te conviertas en un ser solitario, pues nuestra naturaleza es social, sino de crearte espacios en los que puedas estar realmente contigo siendo honesto y sincero. Espacios en los que puedas repensarte a ti mismo sin que medie la mirada del otro, buscando tu propia valoración y respeto.

Eres la única persona con la que convives cada día y en cada momento y la primera lealtad te la debes a ti. A cuidarte, a respetarte, a valorarte. A sentir que tienes derecho a existir, derecho a estar, derecho a pertenecer, derecho a crear, derecho a sentir, derecho a vivir.

No debemos conformarnos con las limitaciones que otros nos imponen ni elevar nuestra autoestima en función de conseguir la valoración de las personas significativas en nuestro entorno. La autoestima de pertenencia por relación con los otros es siempre temporal y frágil y nos coloca en situaciones de vulnerabilidad.

La autoestima verdadera, a diferencia de la ilusión de autoestima, se logra como parte de un aprendizaje que integra diferentes factores:

  • Autocrítica: como un proceso que incluye el reconocimiento de los propios errores, el aceptarlos y saber perdonarlos y superarlos. Así como reconocer aquello que se hace bien, que genera satisfacción y sentido de utilidad. Sea o no reconocido por los demás es suficiente con el propio reconocimiento.
  • Responsabilidad: aceptar que tu vida es consecuencia de tus decisiones personales y salir del rol de víctima, siendo el protagonista de tu existencia.
  • El respeto hacia uno mismo y hacia el propio valor como persona.
  • El límite de los propios actos y el de los actos de los demás: relacionado con el respeto está la cuestión del principio que debe regir los actos y es de no dañar a los otros y de no permitir que los demás nos dañen.
  • Autonomía: como búsqueda de espacios para la autorrealización y la independencia.

El camino hacia la autoestima es sinuoso, no es fácil partir de la desvalorización propia o ajena hacia la meta que es la valorización propia, sobre todo cuando este camino se inicia en la madurez porque no viene como equipaje de la infancia o la adolescencia.

En esos momentos en que necesites una razón para seguir adelante, cierra los ojos e imagínate en el futuro diciendo: “Me dijeron que no podría, así que lo hice”. Crece y conviértete en la persona que siempre has querido ser. Cree en ti.

arteterapia-7-psicoarte

Anuncios

Arteterapia y las emociones

“El ayer no es más que un sueño; el mañana no se más que una visión, pero el presente bien vivido hace de cada ayer un sueño de felicidad y de cada mañana una visión de esperanza. Por los tanto, prestemos atención a este día”. Proverbio sánscrito.

arteterapia-3-psicoarte

Para hablar de Arteterapia hemos de tener en cuenta que esta expresión se concibe como la unión de lo cognistivo y de lo afectivo, pues el proceso creativo está lleno de vivencias emocionales, que no son solo el resultado del proceso, sino parte del proceso mismo, y elementos dinamizadores, que consisten en explorar el potencial del arte en el proceso de la identidad individual. 

El Arteterapia es una manera de vivir lo más propio de cada uno, de acercarse a las representaciones de la subjetividad, visualizar las identificaciones, de explorar las “imágenes del inconsciente”. Entendemos que la consciencia, nuestro particular modo de pensarnos, la construcción de la identidad subjetiva, está sustentada en un tejido – lleno de cosidos, retazos, bordados o suturas – de huellas y sensaciones informes que posibilitan el entramado que da lugar a la consciencia y a las identidades que ahí nos forjamos.

El proceso de Arteterapia es como un viaje, en el que nos desplazamos sobre el vehículo de las emociones, con un equipaje ligero, lleno de pequeñas cosas que pertenecen a grandes recuerdos y a huellas inmemoriables. Es un viaje que nos lleva, a través de no siempre caminos fáciles a transitar, hacia la conquista de nuevos mundos, nuevos espacios de vida; nuevos espacios, que aunque desconocidos a veces, no son sino una prolongación amable de nuestra historia, de nuestro modo de ser y entender la vida. Es un recorrido que nos permite avanzar desde lo propio y conocido a nuevos terrenos de prolongación personal.

Asociado a esto, se concuerda con la posibilidad de expresar estados emocionales perturbadores o vivencias negativas que en el contexto terapéutico son utilizadas con diferentes fines: como posibilidad de alivio (catarsis), como posibilidad de reconocimiento que propicie un cambio (insight), o en general como elemento proyectivo que propicia la intervención terapéutica.

En este sentido, el viaje del Arteterapia es ese recorrido que hay entre el pensamiento y el lenguaje, entre la emoción y la consciencia, entre el deseo y la tensión de desear, entre el placer y el displacer, entre el yo y el otro, entre la escritura y el hecho de escribir, entre la obra creada y el proceso de creación y todo ello sostenido por la presencia y el hacer del Arteterapeuta.

arteterapia-4-psicoarte

El arte permite expresar sentimientos y emociones que son muy difíciles de expresar verbalmente, y dicha expresión permite sublimar miedos, frustraciones y angustias. Así pues, hay que decir que el Arteterapia no está enfocada únicamente a los enfermos, sino a todo aquel que quiera encontrar un equilibrio interior que le ayude a sentirse mejor.

Hay que entender en la terapia que el arte es como un juego, como la extensión de éste en la madurez, respetando el ritmo del pensamiento personal, donde las pausas y los silencios pueden ser tan importantes como las acciones.

Canalizar emociones a través del Arte puede contribuir a que algunas personas puedan enfrentarse con lo que más les molesta de sí mismas, con lo que más les duele de las vivencias pasadas o con lo que les cuesta asimilar para seguir adelante.

El arte en sí mismo puede ser curativo, ya que según estudios realizados, el arte afecta al sistema nervioso autónomo, al equilibrio hormonal y a los neurotransmisores cerebrales, ya que genera un cambio en la actitud, el estado emocional y la percepción del dolor, consiguiendo llevar a una persona desde un estado de estrés a otro de relajación y creatividad. Además, parecería ser que las ondas cerebrales al momento de crear son las mismas que las de una persona que se encuentra rezando o meditando.

¿Por qué elegirla?

Muchas de las personas que encuentran una alternativa en el Arteterapia hallan modos originales de encontrarse con aquello que les resulta necesario expresar: desde el dolor por la muerte de un ser querido, a la incertidumbre que originan las actuales condiciones de trabajo, hasta la ansiedad que despierta la llegada de un hijo al mundo.

“Muchas veces se torna difícil o demasiado doloroso comunicar con palabras determinados conflictos, sentimientos o traumas. Otras veces, no se encuentran las palabras apropiadas y no es fácil llegar a sanar esas heridas del alma si se mantienen ocultas, sin prestarles atención. Cualquier conflicto de tipo psicológico sólo puede resolverse de forma efectiva trabajando en él”. Edgar Jackson dice lo siguiente: “Lo que importa no es lo que la vida te hace, sino lo que tú haces con lo que la vida te hace”. Palabras más que sabias para empezar a entender la vida como una sucesión de desafíos que es preciso asumir y atreverse a retar, ahora también, con el Arte como aliado.

Las personas podemos beneficiarnos del Arteterapia en varias formas:

* Expresando sentimientos que serían difíciles de expresar de otra manera.

* Aumentando la confianza en uno mismo y en la vida.

* Es de gran ayuda en la reconstrucción interna y en la auto-aceptación, pues al ser el trabajo artístico una auto-representación, el creador se ve reflejado en aquello que ha realizado.

* La ansiedad puede ir a la par de molestias físicas y una disminución de la capacidad respiratoria. En estos caso, la coordinación de la pincelada con la exhalación del aire produce resultados positivos.

* Para aquellas personas con baja autoestima, puede suponer una mejora del autoconcepto, a través del dominio de los materiales y de la capacidad de hacer.

* La realización de una obra requiere que la persona esté inmersa en el “Aquí y Ahora”, en el instante presente y en lo que realiza. Es decir, require y propicia la atención y la concentración.

* Ayuda a acceder a las capas más profundas de la psiquis con la liberación de material inconsciente, que posteriormente puede ser contemplado, analizado e incorporado.

* Desarrolla herramientas positivas de confrontación.

En la Formación de Arteterapia Humanista que ofrecemos en Psicoarte, a través de las distintas disciplicnas artísticas como la danza, pintura, escultura, trabajo teatral, etc., emprenderemos el viaje hacia el descubrimiento de uno mismo, potenciando nuestros recursos de manera creativa y divertida, creando un espacio de relajación y crecimiento personal.

arteterapia-5-psicoarte

Autores representativos en Arteterapia

autores-arteterapia-psicoarte

El Arteterapia se presenta como una disciplina en la que combinando los recursos creativos, el ser humano se desarrolla en todas sus facetas, tanto a nivel interior, en su crecimiento como persona, como a nivel exterior, en su relación con el mundo que le rodea.

En los últimos tiempos se me acercan personas preguntándome sobre los orígenes  de la Arteterapia y que autores han ahondado sobre este tema. Bien, aquí os escribo breves aportaciones de alguno de ellos a esta bella dedicación como es el Arte como Terapia, con el deseo de que ahondeis en el estudio de estos autores:

margaret-naumburg-psicoarteLa creación de imágenes es más capaz de llegar a la resolución de los conflictos emocionales puesto que utiliza sentimientos preverbales. Margaret Naumburg (1947).

 

david-maclagan-psicoarteEl arte en Arteterapia invoca una particular manera de trabajar con las imágenes, donde los procesos no racionales tienen un valor positivo. La imagen no se valora sólo como perspectiva de diagnóstico, sino que tiene un valor añadido por su misma ejecución. David Maclagan(1958).

 

edith-kramer-psicoarte Consideraba que dedicarse al proceso de creación de arte daba la oportunidad de exteriorizar, volver a experimentar y de resolver sentimientos conflictivos. Trabajar el objeto del arte como un “recipiente de emociones”. Edith Kramer (1947)

melanie-klein-psicoarte  Melanie Klein

Muy interesante estudiar las aportaciones de su trabajo con el juego simbólico.

 

donald-winnicot-psicoarte

   D.W. Winnicott

Contribuyó con sus aportaciones sobre el espacio potencial.

 

s-lebovici-psicoarte

Nos muestra el papel que tiene el juego en la construcción de la personalidad y en relación con el adulto. S. Lebovici.

 

joyce-laing-psicoarteJoyce Laing: exteriorizando los conflictos internos a través del arte, los pacientes con una predisposición hacia ciertas enfermedades físicas podían evitar el desarrollo de tales enfermedades. Así sugería que la Arteterapia debe emplearse tanto como “medicina preventiva así como para  “rehabilitación”.

marie-petrie-psicoarte Marie Petrie:

Vió el arte como contribuyente de la “regeneración” de Gran Bretaña despues de la Segunda Guerra Mundial. Se centró en la curación y en los distintos aspectos integrantes del arte.

 

marie-petrie-psicoarteIrene Champernowne:

Proporcionó los primeros cursos donde se combinó la psicoterapia con el arte en Gran Bretaña por los años 50 y 60.

 

jung-psicoarte

 

Jung, a diferencia de Freud, daba mucha importancia al trabajo que realizaban sus pacientes. El veía el objeto de arte como poseedor de potencial integrado y no como una sublimación o desplazamiento.

 

pat-b-allen-psicoarte

Pat B. Allen: “Lo importante es el proceso de auto-conocimiento, de auto-expresión, de conexión con nuestro ser profundo”.

 

elvira-gutierrez-psicoarteElvira Gutierrez (1950-2016): Crea en España la Arteterapia encuadrándola en la corriente psicológica de la Terapia Gestalt. Realizó la primera tesis doctoral sobre Arteterapia en España en 1999 y publicó en 2011 el libro “Arteterapia Humanista. Proceso Gestáltico a través de los chakras”, editorial Mandala. Ha sido profesora, mentora, psicoterapeuta de muchos de los arteterapeutas que estamos ahora en España. Desde aquí la rendimos homenaje por su labor y el amor que nos dedicó. Y os animamos a descubrirla a través de su variada obra.

logo-psicoarte_baja