Terapia Gestalt

ahg-terapia-gestalt-psicoarte

La Terapia Gestalt fue elaborada en los años 50 por Fritz Perls y Lore Posner, influídos por las propias teorías de la Gestalt del momento, el Psicoanálisis, la Fenomenología existencialista, el Psicodrama, la filosofía de S. Friedlander y P. Goodman, la Teoría de Campo y el Budismo Zen.

Considera que el ser humano tiende a su autorrealización, dejando los límites autoimpuestos y usando los recursos saludables que posee para su desarrollo en el Aquí y Ahora.

La terapia gestáltica nace de un discurso sobre la salud y el funcionamiento óptimo. El poder único de la terapia gestáltica se manifiesta en la medida en que el terapeuta puede permitirse estar comprometido en un contacto intenso y auténtico con su cliente, apoyándose sin duda en un fondo clínico y teórico que sea lo más rico posible.

La perspectiva gestáltica aborda la psicopatología desde el ángulo de los temas en proceso. En otras palabras, ¿dónde, cuando y cómo una pertubación o una disfunción se manifiestan y cómo se mantienen?

En Gestalt se concibe el darse cuenta como el proceso de restauración de la salud, entendiendo que la neurosis es un oscurecimiento de la capacidad de percibir (a sí mismo, al mundo…), y el camino adecuado es ir saneando esta ceguera.

filosofia-gestalt-psicoarte

      * La atención en el presente: Aquí y Ahora (Actualidad del espacio y el tiempo).

    * La atención y la aceptación de la experiencia: el “darse cuenta” a nivel corporal, emocional, mental y espiritual.

      * La responsabilidad personal: reconocer como propio ese “darse cuenta”.

preceptos-gestalt-psicoarte

1.- Vive ahora, es decir, ocúpate del presente más que del pasado o del futuro.

2.- Vive aquí: relaciónate más con el presente que con lo ausente.

3.- Deja de imaginar: experimenta lo real.

4.- Abandona los pensamientos innecesarios; más bien, siente y observa.

5.- Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.

6.- Entrégate al desagrado y al dolor tanto como al placer; no limites tu percatarte.

7.- No aceptes ningún otro “debería o tendría” más que el tuyo propio: no adores a ningún ídolo.

8.- Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.

9.- Acepta ser como eres.

darse-cuenta-psicoarte

Es la capacidad que tiene cada ser humano para percibir lo que está sucediendo dentro de sí mismo y del mundo que le rodea. Ese estar alerta y atento, como actitud de estar despierto, implica una percepción fluída en vez de una percepción tensa.

Para la Psicoterapia Gestalt el “tomar conciencia” se concibe como el proceso de restauración de la salud. Si el organismo tiende hacia la autorregulación, mostrará en cada momento sus necesidades, impulsos y asuntos inconclusos.

aqui-y-ahora-psicoarte

Desde la Terapia Gestalt se da prioridad a vivir el momento presente, vivenciarlo y no explicarlo. El ahora es el presente, aquello que percibo y me doy cuenta.

Toda experiencia tiene lugar en el momento presente, ayer, el pasado ya no existe; mañana, el futuro tampoco existe aún. Lo único que tenemos es lo que ocurre en este momento, “Ahora”.

Vive Aquí y Ahora con lo que hay, pues es lo único real para ti en este momento.

polaridades-psicoarte

En cualquier aspecto de la naturaleza, y en cualquier forma de nuestro organismo todo tiene su opuesto: noche – día, luz – oscuridad, frío – calor, yon – yang.

Todas las formas de expresión en la vida tienen su opuesto o polaridad, y en si mismas no son incompatibles, somo nosotros quienes a través del juicio y la interpretación previos, limitamos nuestra conciencia, considerando adecuada una de las partes.

En Terapia Gestalt las polaridades forman parte inherente en nuestro funcionamiento. Estos dualismo son disposiciones de conductas, pensamiento y/o emociones. La relación entre opuestos consiste en que la existencia de uno necesariamente exige la existencia del otro; la interación de los mismos funciona como un proceso dialéctico.

cuerpo-psicoarte

Utilizando nuestro cuerpo como guía, tendremos observaciones claras y precisas, acerca de dónde y cómo se manifiestan nuestras tensiones.

La noción de identidad funcional entre un fenómeno corporal (tensión muscular) y un fenómeno emocional y por tanto psicológico (defensa ante una situación), fue la clave para el desarrollo del enfoque somático, implicando que los fenómenos emocionales, mentales y físicos son una unidad y pueden ser abordados como tal.

La tensión muscular es una función del “yo”, parte del sí mismo, si bien negada y fuera de la conciencia. Luchar para suprimirla sería atacar a una parte de nosotros mismos. El trabajo corporal en Gestalt consiste en reintegrar esa parte de nosotros a través de la conciencia y la sensación.

ingredientes-psicoarte

      * Auto-conocimiento: Sin entendernos a nosotros mismos jamás podremos esperar lograr entender lo que estamos haciendo, resolver nuestros problemas o esperar vivir plenamente. Tal comprensión del sef (“el sí mismo”) incluye además del entendimiento intelectual, ser consciente y entender lo que nuestras emociones, sentimientos y sensibilidad nos dicen.

       * Satisfacción: Nuestras necesidades, deseos o impulsos, originan comportamientos que nos impulsan a la búsqueda de la satisfacción de dichas necesidades. Para resolver cada necesidad, cada persona sigue un ciclo llamado de satisfacción que recorre distintas etapas, y que representa el camino transitado por cada sujeto en la formación, desarrollo y conclusión de una gestalt.

       * Auto-apoyo: El propósito de la Terapia Gestalt es ayudar a la persona a convertirse en un todo; ayudarlo a darse cuenta de sus partes fragmentadas, admitirlas, reclamarlas e integrarlas. La integración le ayuda a realizar la transición desde la dependencia hasta la autosuficiencia, desde el apoyo autoritario externo al apoyo auténtico. Tener apoyo interior significa que la persona pueda afirmar su personalidad por sí mismo, sin tener que recurrir a apoyos externos.

logo-psicoarte_baja

Anuncios